INTERMA

IQC - Agro - Orgánicos - INTERMA

Insecticida. El propágulo infectivo se deposita y adhiere a insecto donde germina y ejerce presión liberando enzimas (quitinasas, cutinasas) que producen la degradación de los tejidos, ablandándolos y permitiendo la infección del hongo. Dentro del insecto, el hongo coloniza y se dispersa en la hemolinfa, emitiendo sustancias micóticas (destruxina, desmetil destruxina) que afectan la fisiología y órganos vitales hasta producir la destrucción de los tejidos, pérdida de sensibilidad, incoordinación de movimientos, parálisis y posteriormente la muerte en un lapso variable de entre 4 y 8 días. El hongo coloniza externamente el cadáver del insecto, produciendo y liberando millones de conidios infectivos que son la fuente de inóculo para infectar a otros insectos.